Teoria del universo oscilante

Teoria del universo oscilante. Fuente: Nature 436

La Teoria del Universo Oscilante es un modelo cosmológico que combina tanto el Big Bang como el Big Crunch haciéndolos como si de un evento cíclico se tratara. Esto significa, que si es cierto, viviríamos en un universo cuya existencia se encontraría entre un Big Bang y un Big Crunch.

En otras palabras, nuestro universo puede ser el primero, o uno cualquiera de una serie de universos que han existido entre Big Bangs y Big Crunchs.

Por lo que sabemos, en la Teoría del Big Bang, se cree en un universo en expansión muy caliente y denso. De hecho, si volviéramos al momento del Big Bang, podríamos alcanzar el punto de singularidad caracterizado por la infinidad de alta energía y densidad, en un solo punto de volumen cero.

Esta descripción sólo podría significar una cosa, todas las leyes de la física serían lanzadas por la ventana. Esto es realmente inaceptable por los físicos. Para hacer esto peor, algunos Cosmólogos creen incluso que el Universo llegará a tal punto, que colapsará y volverá al estado inicial.

Esto llevaría todo otra vez a las mismas condiciones del Big Bang. Para remediar este dilema, algunos científicos está proponiendo que quizás el Universo no llegará a un punto de singularidad al final del todo.

En cambio, debido a las fuerzas repulsivas llevadas a cabo por los efectos cuánticos de la gravedad, el Universo rebotara volviéndose a expandir. Esta expansión (Big Bang) seguido de un colapso (Big Crunch) es llamado Big Bounce (Gran Rebote) El rebote marca el final de un universo precio, y el principio del siguiente.

La probabilidad de un Big Bounce, o incluso un Big Crunch para la materia, es sin embargo volviéndose despreciable. Las medidas más recientes de la CMBR o Cosmic Microwave Background Radiation (Radiación Microondas Cósmico de Fondo) muestra que el Universo seguirá expandiéndose y que llegará como mucho a lo que se conoce como Big Freeze (Gran Congelamiento) o Heat Death (Muerte del Calor)

Las lecturas de la CMBR están actualmente respaldadas por un dispositivo de medida muy preciso conocido como WMAP o Wilkinson Microwave Anisotropy Probe (Sonda de Anisotropía de Microondas de Wilkinson). Es el mismo dispositivo que ha medido con altísima precisión la edad de nuestro universo. Por tanto, es muy poco probable que los resultados futuros se desvían en bastante de lo que se ha descubierto con respecto a la expansión del Universo ahora.

Hay sin embargo una entidad misteriosa cuya profunda complejidad podría cambiar esta posibilidad. Esta entidad, es conocida como energía oscura y se cree que es responsable del empuje de las galaxia y su consiguiente aceleración de expansión. Al menos que las propiedades actuales sean muy diferentes de los que nos están enseñando a día de hoy, quizás tengamos que dejar de lado la Teoria del Universo Oscilante.